20/11/08

UN CIPRÉS JUNTO AL CAMINO

Estoy acostumbrada a escribir, corregir mis faltas y deleitarme dejando llevar toda mi imaginación. Pero os confieso que no se hablar en público. Admiro a las personas que se expresan con soltura y en el fondo deseo ser como ellas. Pero yo soy de una generación que aprendió a callar y a contener todo lo que llevaba dentro. Soy de una generación donde las palabras las convertíamos en mensajes en las paredes y octavillas en las aceras. Soy de una generación empapada de libros que salía a las calles ante los acontecimientos sociales del momento. Soy de una generación de canciones metafóricas y consignas secretas. Soy de una generación donde fueron naciendo plumas de nuestras alas rotas. Soy de una generación donde los besos reprimidos salían a flote. Soy de una generación que deseaba hablar del futuro.
Y aquí estoy hoy, con lo que fui y con lo que quiero ser: memoria y aventura en lo que vendrá, recuerdos y afrontar la lucha diaria por un futuro mejor.

5 comentarios:

Pumpy dijo...

Yo acostumbro a escribir y nunca, o casi nunca, reviso lo que escribo. Y hubo una temporada en la que estuve acostumbrada a hablar en público, subida en una tarima, con un pantalla detrás y un anfiteatro ante mí, lleno de investigadores ante los que tenía que defender mis artículos científicos y sus resultados, o ante una clase de universitarios curiosos, .... o ante unos amigos presentando un recital de poesía. Y yo soy más vergonzosa que tú. Y pertenezco a una generación que lo ha tenido todo hecho, que no ha tenido que luchar por apenas nada, y que no ha necesitado enfrentarse a casi nada. Pertenezco a una generación que no tiene sangre en las venas si la comparamos con la tuya, así que si yo he podido hablar en público, no me digas que tú no. Eres una luchadora, y hablas muy bien. Yo te he escuchado contar tus anécdotas y tus historias, y siempre has captado mi atención totalmente. La mía y la de todos los que estábamos allí.

Soy tu fan nº1. En tu faceta de persona, en tu faceta de mujer, y en tu faceta de artista.

Un beso.

Pumpy dijo...

Yo acostumbro a escribir y nunca, o casi nunca, reviso lo que escribo. Y hubo una temporada en la que estuve acostumbrada a hablar en público, subida en una tarima, con un pantalla detrás y un anfiteatro ante mí, lleno de investigadores ante los que tenía que defender mis artículos científicos y sus resultados, o ante una clase de universitarios curiosos, .... o ante unos amigos presentando un recital de poesía. Y yo soy más vergonzosa que tú. Y pertenezco a una generación que lo ha tenido todo hecho, que no ha tenido que luchar por apenas nada, y que no ha necesitado enfrentarse a casi nada. Pertenezco a una generación que no tiene sangre en las venas si la comparamos con la tuya, así que si yo he podido hablar en público, no me digas que tú no. Eres una luchadora, y hablas muy bien. Yo te he escuchado contar tus anécdotas y tus historias, y siempre has captado mi atención totalmente. La mía y la de todos los que estábamos allí.

Soy tu fan nº1. En tu faceta de persona, en tu faceta de mujer, y en tu faceta de artista.

Un beso.

REVUELTA dijo...

Jo Pum! me has alegrado el día con esas palabras. Mientras lo estaba leyendo me imaginaba que me lo estabas diciendo mirándome a la cara directamente, en vivo con tus gestos y expresiones. Pero no me hables de luchadora, luchadoras has sido y eres tu. Yo en cambio soy débil, por complacer a muchos me pasa lo que me pasa, que acabo esquilada.
Gracias por conocerte. Con lo que me has dicho voy a comerme el mundo, jejeeee.
Un beso

Winchester dijo...

Pues yo soy más vergonzonsa que Pum y Encarna juntas y multiplicadas por un corte infinito colorado...

REVUELTA dijo...

Winchester, menudo trio hacemos, jejeeeeee! Mira, un día el jueves hizo una fiesta cerrada en un lugar y yo no lo sabía. Invité a una amiga y, cuando iba a entrar, una azafata me dijo: tiene invitación? Me quedé helada, Carlos dentro y yo fuera. No sabía que decir. Hasta que Oscar Nebreda le dijo: pués claro que está invitada, si es de la familia. Creo que me hubietra quedado fuera sin saber que decir.
Un beso