4/10/08

LUZ EN NUESTRA OSCURIDAD

Ayer un amigo me dijo que acababa de perder a su madre. Sintiendo sus palabras, me sobrecogí y me hice un ovillo.
Durante un momento pensé por él, sentí por él, me había hecho pequeña por él y sin protección por él.
Después de hablar, mediante el móvil, un rato con él, me dijo algo que me puso el vello de punta. En los últimos momentos de vida de su madre ella decía que no quería ir a la luz.
Llevo todo este tiempo pensando en esas últimas palabras. La muerte… no es oscuridad, sino luz. Cuando se dice: “y sus ojos se apagaron para siempre”, no es cierto. Yo diría: “sus ojos se abrieron para formar parte del firmamento y brillar para toda la eternidad”.
Cada vez estoy más segura que, ante una pérdida, lloramos por nosotros, por su falta. Pero ellos quizá, están en un mundo donde el sufrimiento no existe y donde la vida sigue para toda la eternidad.
Gabriel ánimo, y cada noche, cuando alces la vista al cielo, mira esas luces que brillan, una de ellas te hará un guiño y sabrás que es ella que está a tu lado.

11 comentarios:

Gabriel dijo...

Gracias, querida Encarna por tus palabras. No sé qué puedo decirte...
Un fuerte abrazo,
Gabriel

REVUELTA dijo...

Gabriel, los silencios a veces dicen más que cien palabras.
Un beso y... ánimo!

Winchester dijo...

Cada vez tengo más claro que el cuerpo no es más que un vestido... Y me consuela saber que volvemos a reunirnos en otras vidas...
Gabriel, en cuanto superes el duelo necesario sentirás de nuevo la presencia. Besos

Cybernapya dijo...

Es curioso, pero todos los recuerdos que me vienen, están acompañados de una sonrisa...

REVUELTA dijo...

Win, eres fantástica! ne ha gustado la comparación con el vestido.
Un beso

REVUELTA dijo...

Cybernapya, si ahora la recuerdas así, siempre lo harás. Y ella seguro que querrá que la recuerdes de esa manera.
Un beso

Tenblog dijo...

no lo podria decir mejor que Rakel, así que...solo dejo una sonrisa :) para Gabriel
Y para ti Revuelta...un punto más deadmiración. Por tu forma de contar y VIVIR las cosas. Tan valiente, sincera e intima.

Gabriel dijo...

Oyes, que el Cybernapya soy yo...

REVUELTA dijo...

Tenblog, tu lo sabes bien, escribir es dar un poquito de ti. Y leer es recibir un poco de la persona que escribe. Ahora mismo recuerdo la imagen que enganchaste de la haima (o como se escriba), sobretodo de la tela del techo que, metida de lleno en tu escrito, la sentía cálida y suave, y hasta casi cobraba vida. Me sentía en medio de una boda y hasta escuchaba el sonido del aire fuera.
Un beso

REVUELTA dijo...

Cybernapya, vuelves a estar en al brecha. Sigue escribiendo y no te olvides de dibujar ¿Eh?
Un beso

Cybernapya dijo...

Estoy volviendo a dibujar... Ahora quiero atreverme con una tira semanal... Ya os diré...